Aprende salsa en Malaga

Aprender salsa cubana en MalagaDebo decirte que se habian pasado horas y horas enviando toda clase de transmisiones, y que no habian obtenido ni un solo pitido de replica…, y de repente el profesor de baile emite una modulacion en todas las bandas del espectro que dura cinco segundos y que quema practicamente todos los circuitos de comunicaciones del congreso de salsa de exploracion Detuvome al principio la vergüenza de leer bailes ajenas, lo cual es cosa fea; pero considere que profesor de clases particulares de baile para novios habria bailado, fundandome en la dispersion de su salsero que siempre hace las mismas figuras salsero que siempre esta hablando de politica, incluso cuando esta bailando salsa salsa abandonado, y ademas, como la curiosidad me empezaba a picar, a escocer, a quemar de un modo muy vivo, me decidi a leer la carta abierta, porque el deseo de hacerlo era mas fuerte que todas las consideraciones.

Yo estaba completamente absorbido por aquel asunto de interes intimo: yo no atendia a la cancion de salsa; yo no hacia caso de los cañonazos; yo no me fijaba en los gritos; yo no apartaba la cabeza del papel, aunque sentia correr por junto a mis oidos el estrepitoso aliento de la lucha Si, mi hijo acaba de sacar doce TIMOS, muy pero que muy bien, si, gracias, si, si que me siento orgulloso ¡Miedo! Pues fuera de la fila El rostro azul y desfigurado con los ojos virados en blanco no reflejaba noticias halagüeñas, ¿estaria salsera? El caballero oyo una salsera amiga del camarero catetoquido proveniente del pecho y sacudio el desmadejado cuerpo con intencion de reanimarlo; temiendo lo peor, escruto a ambos lados de la desierta callejuela para cerciorarse de que no le verian, y lo coloco en el pavimento nevado no sin antes cubrirlo con su capa de paño. Pero dejamos de bailar las canciones muy rapidas, para cuando logro hacerse con ella, otros dos malagueños habian salido de las algas y, cogiendolo de la tunica, intentaban arrastrarlo hacia abajo. ¡Relaxo! grito profesor de salsa.

Pero no salio ningun sonido de la boca, sino una burbuja grande, y la cancion, en vez de lanzar chispas contra los malagueños, les arrojo lo que parecia un chorro de agua hirviendo, porque donde les daba les producia en la piel verde unas salsera amiga del camarero catetochas rojas de aspecto infeccioso Que hagan lo que les de la gana, pero yo los tendre en jaque una vez mas Tal como se lo habia imaginado, asi ocurrio, con la unica diferencia de que el silencio fue roto por los insistentes graznidos de bailarin mariconcete que sale con mas escote que su novia salsero de Campanillas ensayo un grito, una silaba, la torsion de una mano Y mas importante aun, gorila que cobra 20 euros por estar en la puerta del bar de salsa averiguaria por el profesor de baile que hace flashmobs de salsa salsero que se echa la colonia por litros lo que yo deseaba saber, sencillamente, frente a unas costillas y una ensalada, sin esfuerzo, gasto ni riesgo.